UA-114654227-1
  • Jai Jind

Felicidad Verdadera

Updated: Feb 9, 2018

"El dinero no te va a traer felicidad ..."


Todos lo hemos escuchado antes, que el dinero no puede comprar la felicidad. Pero, ¿qué es la verdadera felicidad? ¿Y quiénes somos para decirle a la gente qué es la verdadera felicidad? ¿Se puede clasificar, calificar y cuantificar lo? Si pregunta a su alrededor, las respuestas pueden ser tan variadas como las personas que las brindan. Para la persona soltera, a casar; a la persona casada, a tener una hija; a la hija obetenida--una muñeca, etcétera. Suena lógico ¿no? Podría argumentar que en cada caso la "felicidad" se puede reducir al deseo de procrear, a un impulso biológico.

Sin embargo, ¿qué sucede cuando las ideas de felicidad de las personas entran en conflicto? ¿Qué pasa con el adicto cuya única felicidad es obtener el siguiente golpe, frente a la de su madre, cuya única felicidad es que no obtenga su próximo golpe? O el acosador cuyo único objetivo en la vida es estar con su enamoramiento mientras que el único objetivo de su enamoramiento es librarse de ella. Como puede ver, nuestras ideas de felicidad pueden ser muy subjetivas e incluso contradictorias, especialmente en un mundo posmoderno donde hay tantas ideas de felicidad como personas.

Esta subjetividad se extiende más allá de lo individual , es a todas las comunidades y países. Naciones se levantan encontra de naciones, todos van a la guerra con Dios de su lado, asumiendo que están haciendo bien. Es una pregunta de ideologías conflictivas y de un sistema de valor, que para algunos “felicidad” en su agenda es a expensas de otro. Hitler era “feliz” llevando acabo el holocausto por que su pensamiento era avanzar en la evolución de la humanidad, que lo justificaba con la teoría Darwiniana, el principio del “supervivencia del más apto.” Seguramente los millones de personas que fueron asesinadas no lo sintieron de la misma manera.

Yendo más allá, la subjetividad de la felicidad trasciende los límites de las especies. Es un conflicto de intereses entre el depredador y la presa. No podemos compartir nuestra experiencia "feliz" de comer una Big Mac con el animal que matamos para hacerlo, y por lo tanto, la verdadera felicidad no se puede definir objetivamente como un juego de suma no cero. Por esa razón sostengo que la verdadera felicidad solo puede ser derivada de algo constructivo, algo inequívocamente positivo que no se produce a expensas de otro - un orden difícil en un mundo donde la mayoría de los organismos mata para sobrevivir - incluidos nosotros.

Sin embargo, no me considero un mero organismo, un producto de azar que actúa sobre material tonto. Mi argumento sugiere lo contrario. El hecho de que encuentre fallas en el paradigma de "matar o morir" infiere que hay otra regla por la cual la juzgo, un mejor ideal por el cual evalúo la realidad. Y si podemos reducir nuestras ideas de felicidad a las categorías básicas de constructivo y destructivo, estamos en camino de encontrar algún acuerdo sobre lo que es la verdadera felicidad, que estoy convencido de que tiene sus raíces en el amor.

Como el apóstol Pablo escribió "el amor no hace daño a su prójimo" resume mi punto. Si vivimos nuestras vidas conscientemente sobre las consecuencias de nuestras acciones, cómo afectarán a los demás, todos estaríamos mejor. En resumen, permita que el amor sea la ley y trate a los demás como le gustaría que lo trataran. Esa es la clave de la verdadera felicidad. Y aunque estas aspiraciones no me impedirán disfrutar de mi cena de pollo esta noche, son suficientes para que piense en ello. Entonces, ¿el dinero trae verdadera felicidad? Si se usa con benevolencia en el espíritu del amor, ¿por qué no?

#amor #felicidad #diseño #propósito #vida #benevolencia #verdad #objetividad #opinion #estima #entrega #amor #felicidad #proposito #vida #benevolencia #verdad #objectividad #pensamientos

28 views
Me.

Writer, artist, freethinker. I love to travel and live life, making the best of what I have and helping others achieve the same. I am passionate about all things beautiful, that goodness that traverses the triune axes of human existence--mind, body, and spirit. Through my education and experience I endeavor to present my opinion on issues from an informed perspective, relishing in the humility of uncertainty in favor of truth and objectivity. While none of us are free from the worldviews which shape our sight--we should never be afraid to test the assumptions that build them. This is the stuff of true faith. Selah.

 

 

(Don't) Join my mailing list
  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon

© 2018 Jai Jind. All rights reserved.